Icono del sitio Esquire

¿Quieres construir tu propia habitación erótica? Aquí te decimos cómo

habitación erótica

Foto: Netflix

¿Así que quieres construir tu propio sex room? El reality show de Netflix además de inspirador es una cachetada a tu pobre vida sexual.

Por DAFNE RUIZ (@its_dafne_bitch)

¿Necesito mi propia habitación de sexo?

Seguramente que has visto esos realities en los que se realizan extreme makeovers tanto de personas, sus clósets así como de casas enteras. Gracias a su gran popularidad por décadas, este año se estrenó en Netflix Cómo diseñar una habitación erótica (How to Build a Sex Room) con la diseñadora de interiores Melanie Rose (el hada madrina que transforma calabozos en habitaciones classy-hot), el cual ha alentado a mucha gente a preguntarse: “¿Necesito mi propia habitación de sexo?”.

A la mayoría de la gente que disfruta del sexo le encantaría tener uno. Es más, la verdad es que podría llegar a ser tan indispensable como el cuarto de TV. Piénsalo como cuando quieres ver una tremenda peli de acción ahí con un home theater system vs. una serie equis en tu recámara en una modesta pantalla antes de irte a dormir. La experiencia se eleva si cuentas con una habitación toda equipada, ¿cierto? Pues mismo caso con el sex room. El sexo “tradicional” o vainilla déjalo para tu cama.

Todo va in crescendo, tanto los espacios como las dinámicas o deseos de las parejas. En el primer episodio creí que se trataba prácticamente de instalar los clásicos red rooms o cuartos de motel high-end, por aquello de todos los aparatos, accesorios o muebles que se incluían, como el “potro del amor” o el stripper pole. Sin embargo, los resultados estuvieron plagados de un gusto exquisito y llenos de arte. Cada detalle respondía a los gustos y personalidad de los participantes.

Si todavía no has visto un solo capítulo de esta serie, déjame anticiparte que pasarán tres cosas: 1) No solo te cuestionará sobre construir o no un sex room, también despertará tu curiosidad sobre todo lo que puede pasar en él; 2) como consecuencia te demostrará sutilmente que, por desgracia, tu vida sexual no es tan spicy/divertida/atrevida como creías y 3) te inundará una terrible tristeza al ver que cada sex room terminado luce mil veces mejor que donde duermes o en general donde vives.

En el capítulo tres “Best Basement Ever” me di cuenta de que no solo ese sótano es mind-blowing sino que es más fancy que mi recámara (y créeme que le he invertido al estilo y a la decoración). Ese sótano cuenta con una regadera de ensueño; tipo hotel cinco estrellas, enorme (una orgía podría suceder en ese espacio), y lo más importante es que por fin permite tener sexo en la ducha como se debe… o un baño seductor para comenzar a prender los motores mientras tu partner lo disfruta desde afuera a través de las gigantes paredes de vidrio.

Considera esto antes de construir tu habitación erótica

Ahora, antes de ponerte manos a la obra (porque puede que lo intentes por tu cuenta en lugar de llamar a un experto), aquí una lista de lo que debes preguntarte o tomar en cuenta antes de realizar esa considerable inversión:

  1. ¿Tienes un colchón decente? Vaya, si de por sí no cuentas con un sex room, por lo menos que tu cama funcione para un buen polvo, ¿no crees?
  2. Tomar un curso. Es como comprar un poderoso auto y no saber manejar o no conocer sus maravillosas funciones. No estoy diciendo que no sepas coger, pero cuando entran en juego otros instrumentos o dinámicas, debes meterte en tu papel y saber lo que estás haciendo como un pro.
  3. ¿Rentas o el lugar es tuyo? No creemos que a tu casero le parezca la idea de que cuando te vayas dejes un sex room (o parte de él). Tal vez sí, you never know. En caso de que tu “hogar, dulce hogar” sea tuyo, ten en cuenta que se trata de una remodelación como cualquier otra: cara y lenta.

Así que antes de que des el gran salto, Christian Grey, yo en tu lugar empezaría por tener el colchón en óptimas condiciones y un cajón con buena variedad de juguetes sexuales. Si te animas a pagar el diseño y construcción de tu sex room, entonces sácale el máximo provecho y haz pasar a tus invitados a la que sin duda será la habitación más impresionante de tu casa.

 

Sigue leyendo:

Porqué no debes preguntarle a una mujer si llegó al orgasmo

Esta es la importancia del juego previo al sexo

Razones por las que a ella no le gusta tanto el sexo oral